Sol de Medianoche

welcome

Letras escritas en una hoja, libros, pergaminos o incluso en una servilleta pueden hacernos llorar, reír, soñar, o incluso odiar. Nos hacen experimentar diferente emociones solo con oraciones expresadas en el arte de la escritura. Sol de media Noche

Capitulo 1 - Raised by Wolves


Capitulo 1

“BRONWYN ALESSIA ST. VINCENT CLARE!”

Cuatro nombres, cinco palabras, un hombre lodo cabreado. La matemática en esta particular ecuación nunca salió a mi favor.

“Callum” digo, fingiendo sorpresa en su súbita aparición en mi taller. “¿A qué debo el placer?”

Sus ojos se entrecerraron ligeramente. En un humano, el mismo movimiento ha transmitido una irritación aguda, pero en la cara de Callum, la expresión era suave, hasta ya al menos que buscaras el poder detrás de su mirada y cogieras un destello de un lobo mirando de tras.

Creciendo del modo en el que lo hice yo, tú aprendes algunas cosas, así que sabía de los peligros involucrados de pie en mi tierra y los que vinieron dejándolo ir. La marca me ataba a Callum y al resto de la manada, y sirvió como un recordatorio constante de que estaban obligados a protegerme a mí como uno de los suyos. Eso y el susurro del resto de la manada a las puertas de mi mente – cerrada por negociosos, muchas gracias - me impulsó a elegir el menor de dos males en mi interacción con los hombres lobos cabreados antes mencionado.

Con calma, llevo mis ojos a los de Callum. El poder proveniente de él hizo un esfuerzo, incluso para mí. Después de unos preciosos segundos reteniendo su mirada, moví los ojos hacia un lado. El protocolo me habría tenido mirando abajo, pero yo estaba tan lejos de ser sumisa de lo que podría obtener. Así mismo, yo no era una loba, y Callum no era mi alfa, así que a pesar de la atracción constante de la manada en mi psique, no había nada en la Guía del Emily Post en la Etiqueta de Hombre Lobo para decir que absolutamente tuve que rendirme.

Callum respondido a mi desafío sutil, señalando con un rodar de ojos de color ámbar, pero tuvo la delicadeza de abstenerse de presionarme contra la pared o hacer que me arrodillara de la forma en que podría haberlo hecho si no fuera porque mi humanidad molestara. En cambio, él trajo a una mano bronceada hasta su mandíbula y lo controló aproximadamente sobre él a las cinco sombras sobre su barbilla en un camino que me hizo pensar que él mentalmente contaba a diez. La acción y la frustración que lo llevó - me recordó que aunque no era mi alfa, Callum era mi tutor, el albacea de mis bienes, y lo más parecido que tenía a un hermano, tío, o un mentor, todos en uno. A pesar de mis esfuerzos como una niña pequeña de convencer Callum que no fue (y cito) mi jefe, que era técnicamente. Dado que el alfa, tomó el paquete de negocios en serio, y si no hubiera tenido cuatro nombres propios para elegir, que fácilmente podría haber pasado a "PB" Paquete de Negocios de primer orden y más alto.

La marca en la cadera no era sólo para mostrar el resultado.

"Bryn." La voz de Callum, incluso con un tono que ni siquiera era un indicio de un gruñido, me trajo de vuelta al presente. Me sentí un poco aliviada que la situación se había degradado en su mente ya que no mereció la pronunciación de los cuatro nombres a una sola. Mejor todavía que él se pegara con Bryn, que infinitamente preferí a Bronwyn.

"Bryn." Ligeramente más agudo este momento, pero sobre todo exasperado, la voz de Callum me ha obligado a concentrarse.

“Lo siento” le dije. "Mente de conejos."

Callum asintió con la cabeza bruscamente y me esperó para hacer frente a la razón de su presencia en mi taller. Esto se suponía que era mi santuario, una pequeña porción de territorio que me pertenecía sólo a mí, a mí misma, y no era mucho más que un garaje independiente de segunda categoría que resultó ser mi estudio de arte, pero no tenía mucho aprecio a la invasión, o la forma en que Callum mantuvo sus ojos en los míos, seguro de que yo finalmente le dirá exactamente lo que quería saber. La experiencia me dijo que probablemente tenía razón. Callum no podría esperar a nadie, y aunque sólo era unos pocos centímetros más alto que yo, y los músculos de la mandíbula de granito se relajó, el poder detrás de sus ojos siempre fue palpable en su mirada.

"Realmente no sé por qué estás aquí," le dije, la selección de mis palabras fueron cuidadosas. La mayoría de lobos podían oler una mentira, y Callum, el alfa de los alfas en nuestro rincón del mundo, habría sabido inmediatamente si yo había ofrecido una excusa que no era técnicamente cierto. Por suerte para mí, no sabía exactamente qué era lo que yo había hecho para merecer una visita del líder de nuestra manada.

Había un número de posibilidades, ninguna de las cuales yo quería admitir abiertamente con la remota posibilidad de que hubiera algo que había hecho que él no había descubierto todavía.

"¿Tú no tienes idea de por qué puede ser que desee hablar contigo?", Preguntó Callum, su voz sin perder su tono tranquilo y frio.

Esa fue una pregunta más difícil de responder sin cruzar la frontera de las medias verdades en mentiras, pero que había tenido años de práctica. Esto lo podría manejar. "Yo realmente no tengo una idea de por qué te gustaría hablar conmigo."

Técnicamente, yo no tenía ni idea, yo tenía varias.

Callum midió mi respuesta. No era lo suficientemente estúpido como para creer que compraba lo que estaba oyendo (y oliendo), pero sabía lo suficiente como para esperar que él no quiera jugar a este juego toda la tarde. Él fue el que me había enseñado a jugar en primer lugar, pero por el momento, realmente no parece estar de humor para un "un paquete de sobrevivencia" tutorial sobre la ofuscación.

Con un suspiro muy perjudicado, Callum optó por no obligarme a hablar, y en su lugar, detalló mis transgresiones para mí. "Motocicleta. Álgebra. *Toque de queda. "Callum nunca usaba cuatro palabras donde se haría, a menos que, por supuesto, él me llamaba por mi nombre completo, un truco que él debe haber aprendido de ver la televisión, ya que había nacido en un tiempo y lugar en el que los segundos nombres no eran tarifa estándar. El resto de nuestro montón tomó el ejemplo de él. De todos nosotros, yo era la única con un segundo nombre, y mucho menos dos...

………………………………………………………………………………………………...………………………

*Toque de queda en ingles es: Curfew, por eso dice que Callum usaba cuatro palabras (N del T).

"Bryn."

“De acuerdo” dije, con valentía luchando contra los conejos de mi mente, que tenía una tendencia viciosa a multiplicarse en momentos inconvenientes. "Dejé que un niño de la ciudad me diera un paseo en su moto, mi profesor de álgebra es un imbécil sádico, y soy una chica mala, mala, que no cree en los toques de queda. ¿Me puedo ir ahora? "

Por una fracción de segundo, pensé que lo había llevado demasiado lejos. Me imaginaba sus instintos de lobo adelantar al de sus seres humanos, el cambio de Callum en algo más difícil y primordial. A menos que realmente cambiara, tenía que mantener su apariencia humana, pero yo sabía mejor que nadie que su piel suave, cabello rubio, y los labios ligeramente hacia arriba significaba nada. Los lobos en la piel de cordero no tenían nada que ver con los hombres lobo enmascarados como hombres; los cambia-formas eran peligrosos cuando sus animales estaban sueltos en el interior pero que figuran en la superficie. Como los lobos, que eran cazadores. En forma humana, pueden ser mortales.

Sal, sal, dondequiera que estés, pequeña. No oculta el sentido del Lobo Feroz. Siempre te encontrarán al final...

Me tomó medidas drásticas contra el parpadeo de la ansiedad, olfateando a cabo. Yo estaba muy familiarizado con los peligros asociados con dar un paseo por ese camino en el carril de la memoria. También sabía de años y años de experiencia que nunca perdió el control Callum, su lobo nunca haría daño a un ser humano. En cualquier forma, Callum habría muerto antes de hacerme daño. En su lugar, tomó mi insolencia y respondió a ella como lo había hecho siempre con una mirada de advertencia y el aire de alguien que estaba tratando muy, muy difícil no reírse.

Ligeramente avergonzada porque yo lo había calumniado con ansiedad inapropiada (sin temor), tomé el castigo silencioso de Callum y no lo hice retroceder.

"Motocicleta". Callum emitió la palabra como una declaración en lugar de una pregunta, pero me sentí obligada a responder de todos modos.

Este es el modo que era con Callum-una-vez-que tú dejaras de hacer presión, una vez que tú te rindieras, tú te encontrarías actuando igual que como él quisiera. Él habría tenido el mismo efecto sobre cualquier otro humano, si sabían lo que él era o no. La Señal sobre mi carne, y la obligación entre nosotros, me deja reconocer la obligación por lo que era, pero no luché contra ella.

"Un niño de la escuela me ofreció un paseo sobre su motocicleta," dije, a modo de explicación. "Lo tomé." Decidí no mencionar el hecho que yo casi había muerto de choque en la invitación. Los niños en la ciudad no se mezclaban con aquellos de nosotros que vivimos en los bosques, y yo no era generalmente la clase de muchacha que llama la atención del macho de la especie. De cualquier especie.

"Hay una posibilidad leve que el tipo en cuestión no me quisiera conduciendo la ya mencionada moto pero yo podría haber terminado levantando las llaves de todos modos. Creo que soy más rápida de lo que él es."

"No te entrené para moverte de modo que tú pudieras robar motocicletas," dijo Callum severamente. No, quise decir, usted me entrenó de modo que yo pudiera escaparme de peleas que yo no pudiera ganar - la clase donde mis opositores tenían piel y garras y muy pocas debilidades. En voz alta, opté por, "devolví la moto. Y Jeff apenas si le importó." Realmente, sin embargo, dudaba de que Jeff se me invitara de regreso a casa pronto.

"¿Estás interesada en este chico?", preguntó Callum, frunciendo el ceño. A pesar de que hizo una buena impresión de un gran hermano sobre protector, había vivido bajo su gobierno el tiempo suficiente como para darme cuenta de que su preocupación no era sólo por mí o mi corazón.

"No tengo ningún interés en provocar la agresión entre especies", le dije, con una frase políticamente correcta para incidentes relacionados con hombres lobos jóvenes, estúpidos y hombres jóvenes, humanos estúpidos. "Y, créame, si lo hiciera, no sería por un tipo que no me dejara conducir".

Gasté bastante tiempo oponiéndome a maniobras de predominio conducidas por testosterona en mi vida cotidiana. La última cosa que necesitaría era un novio humano que quisiera que yo jugara la señorita que sonríe con afecto.

Callum se puso rígido ligeramente con la idea de mí en una cita con alguien, aún abstracta. Los hombres lobo tienden a ser muy protectores de sus hembras, y aun cuando yo no fuera la hija real de alguien o la hermana o - compañera o - Dios no lo quiera - pareja, Callum ceremonialmente había cavado sus garras en mí cuando yo tenía cuatro años. Aunque esto no tenía ningún efecto en absoluto sobre mi humanidad, por el Derecho del Pacto, esto me hizo suya. Por consiguiente, los lobos de Callum me dieron su protección, y por lo que ellos estuvieran preocupados, me hizo suya, también. Si los hombres lobo hubieran estado utilizando las etiquetas adhesivas de "propiedad ", yo habría sido momificada en ellos. Solamente me gustó la idea de posesión.

"No me gusta la idea de ti en una motocicleta, Bryn. Tú podrías salir lastimada."

No me preocupa especialmente dignificar con una respuesta.

"Te pido no volver hacer tal cosa, Bryn," dijo Callum, escogiendo sus palabras con cuidado, aclarando que esto no era una orden, pero si una petición. Mucho bien que me hizo, La petición de Callum no deja mucho margen para el incumplimiento. Si rechazara darle mi palabra, había una buena posibilidad que él convirtiera la petición en una orden, y como el líder de nuestro clan y uno de los lobos de más alto rango dominante sobre el continente, las órdenes de Callum eran muy cercanas a la ley. Desobedecer un edicto oficial de un alfa significaba incurrir en la ira de todo el clan - algunos de los cuales se abstuvo de enviarme a mis justas recompensas sólo porque Callum de la misma manera los había prohibido de matarme. Enmarcadas mis órdenes como las solicitudes que me dejó Callum mantendrá al clan fuera de ello, y que lo dejó libre para ocuparse de mí en sus propios términos, que a veces era bueno y a veces no.

"¿Bryn?"

"Su solicitud se ha anotado," dije, torciendo los labios sin darme cuenta en una sonrisa fácil. "No anticipo que hayan motocicletas en mi futuro."

Yo lo estaba presionando de nuevo, pero no pude evitarlo. No llegó a ser el alfa de la mayor del clan en América del Norte, al ganar concursos de popularidad, y Callum era tan dominante que el día que dejé de presionarlo sería el día en que yo fuera un miembro, primero su clan y segundo yo.

Al crédito de Callum y mi alivio, no presionó por una promesa más firme probablemente sea porque todavía haya dos elementos importantes en la agenda de Bryn a su izquierda.

"Tus notas de álgebra es menor de lo que deberían ser. La educación es importante, y yo no estaría holgazaneando, con o sin maestro sádico." Tuvo su voz un acento extraño, pasado de moda que a veces adoptaba, sólo un remanente del acento que había tenido antes de venir a este país.

"Cierto. Álgebra." Con el semestre de primavera en un mes en marcha, yo conseguí una sólida B+, pero fácilmente podría haber sido un A, y Callum tenía todo tipo de ideas elevadas sobre la importancia de vivir mi vida hasta mi potencial. Fue impresionante moderno de él, teniendo en cuenta que es anterior a liberación de la mujer por un par de siglos - por lo menos.

"¿Le dijiste a Ali sobre mí?" le pregunté. Cuando el clan que me había adoptado, Callum había marcado un segundo humano también. Alison Clare había llegado a Arca Valley en busca de su hermana, que había dejado a su familia humana detrás cuando ella se casó dentro del clan. Nadie había contado con Ali la hermana de veintiún años de edad, seguiría a su hermana a Arca Valley y desentrañaría los secretos mejor guardados en el bosque. Cualquier alfa habría matado a Ali el momento que vio a su hermano en ley - cambiando-. Callum le había dado una opción.

Y a continuación, una vez que ella había elegido, él me había regalado a ella.

En la actualidad, Ali tenía treinta y dos, 100 por ciento humana, recientemente casada con uno de los machos de la manada, y mi madre adoptiva.

Madre adoptiva. Lo que sea. Poner una etiqueta en el papel de Ali en mi vida fue algo difícil. He utilizado su apellido y había vivido en su casa durante casi tanto tiempo como puedo recordar. A pesar de que había sido prácticamente una niña cuando Callum se había iniciado en nuestro mundo, Ali fue la que me abrazó y me regañó y me crió a partir desde que era un cachorro (en sentido figurado, por supuesto). Callum era mi tutor en el papel, pero fue Ali, quien me alimentaba y me vestía, Ali, que había creado este estudio para que yo pudiera tener un lugar que fuera puramente mío, lejos de la atracción constante de la manada, y Ali me molería más rápido que Callum podría decir mi nombre completo si ella pensara durante un segundo que lo merecía.

"Ali tiene sus propias preocupaciones en este momento", dijo Callum, y vi el fantasma débil de preocupación en su rostro de otro modo ilegible. Ali tenía ocho meses de embarazo de su primer hijo. El nacimiento de un hombre lobo era notoriamente difícil, y muchas mujeres humanas no sobrevivían.

La hermana de Ali no había sobrevivido.

"¿Era eso?", le pregunté a Callum, esperando él conseguiría el mensaje alto y claro de que yo no iba a gastar ni un segundo preocupándome por Ali, que sería solamente una multa fina, fina.

"¿Tú tienes un horario aquí, Bryn?"

Me dio un bufido de exasperación. "No." Esperé que él oliera la medio mentira que era. Justo antes de que él me hubiera interrumpido, yo había estado trabajando sobre una nueva pieza, y yo estaba ansiosa de regresar. Crear arte era todo sobre el proceso, y Su alteza Real, el Rey de los Hombres lobo (y Gran* Poobah de Dolores en el Trasero) seriamente interrumpían el mío.

"Se rompió el toque de queda ayer por la noche", dijo Callum bruscamente. Las dos primeras quejas habían sido meros ejercicios de calentamiento para éste. Sus rasgos apretados, el ceño fruncido en una V.

"Si mi toque de queda no fuera al atardecer, yo no tendría porque romperlo." Me sentí tan fuerte sobre este tema como lo hizo Callum. La noche caía tristemente más temprano en invierno, y yo no tenía ninguna intención de estar en casa todos los días a las cinco.

"Hay inquietud en el clan, Bronwyn. Yo te tendría a salvo de ella. "

Bronwyn de nuevo, una señal segura de que estaba peligrosamente cerca de la emisión o un decreto o una amenaza.

Posiblemente ambas cosas.

"Si no puedo confiar en ti para que estés en casa antes del anochecer, me veré obligado a tomar medidas adicionales para garantizar su seguridad."

Las palabras de Callum se establecieron sin lugar a dudas en piedra, y la dureza de su tono me dijo que él hablaba en serio. En mi experiencia, para Callum la definición de "nuevas medidas", eran preocupantemente amplias y oscilaba entre llevándome sobre su rodilla (cuando tenía ocho años) para la publicación de un guardia fuera de la ventana de mi dormitorio. En este momento, no estaba en absoluto preocupada por lo primero, yo había crecido mucho. Este último, sin embargo...

"Hasta que no pueda estar seguro de tu cooperación en este asunto, he asignado un equipo para mantener un ojo en ti."

Fruncí el ceño a Callum. "Tienes que estar bromeando." No había nada peor en el mundo que un guardaespaldas hombre lobo.

……………………………………………………………………………………………………………………………

* Gran Poobah es un término que nace del Mikado de Gilbert y Sullivan. En esta opereta, el todopoderoso personaje arrogante tiene numerosos oficios eminentes, incluyendo Lord Jefe de Justicia, Amo de los Buckhounds, Alto Lord Auditor, Novio de las Escaleras de Servicio, y Alto Lord de Todo Lo Demás. El nombre ha llegado a ser usado como un título burlón para alguien presumido o de alto rango y que presentar una personalidad pomposa. En lo popular: La expresión "El Gran Pooh-Bah" primero fue lanzado en el programa de televisión Los Picapiedras. Pedro Picapiedras y su amigo Pablo Mármol eran miembros de la Leal Orden de los Búfalos de Agua Casa 26. Un puesto de alto rango por voto dentro de esta organización es el Gran Poobah o Gran Poobah Imperial (N del T).

"Bryn, querida, sabes que nunca bromeo." Los ojos marrones de Callum brillaron con un toque de travesura de lupino, lo que me dijo que (a) haya sido, de hecho, serio sobre los guardias, y (b) mi indignación moral le divertía, porque en su mente, me había traído a sabiendas, a sabiendas que yo misma me lo había buscado.

"Apestas", me quejé.

Puso dos de sus dedos debajo de mi barbilla y me cogió la cara para que mi mirada se cruzara con la suya. "Y tú eres la niña más desobediente con que he tenido el disgusto de conocer." Sus palabras eran atadas con el calor tácito, un afecto que en su forma humana, por lo menos-solo me mostraba a mí. Todavía sosteniendo la barbilla, se frotó la mejilla contra la mía una vez y luego me revolvió el pelo, las acciones que tanto odiaba y amaba al mismo tiempo ya que me marcó como un niño y como el suyo.

"Esté en casa al atardecer, Bryn," él me dijo, antes de la toma de su permiso. "El problema a pie."

Yo me removí en mi sitio. Yo era un ser humano que había sido literalmente criada por los lobos. En mi mundo, los problemas siempre estaban en marcha.

Fin del Capítulo
Traducido por Sol de MediaNoche
Nota de Administración: Estoy trabajando mucho con esta traducción así que si alguien que publicarlo en su blog...
1. Se le agradecería dar crédito al blog (con su debido link) y traductora.
2. Notificar que se hará la publicación a este GMail soldemedianoche.libros@gmail.com


4 comentarios:

Anónimo dijo...

hola me gustaría saber cuando se publica este libro gracias

Anónimo dijo...

por favor sigue traduciendoo !!!! esta es la unica pagina donde encuentro este libro y quiero leerlo !!

Anónimo dijo...

hola, no ibas a publicar hoy viernes?

yessy dijo...

Gracias por el capi, muero por saber mas!! :D

Publicar un comentario en la entrada